Seleccionar página

Michael Jordan

Deportista y Empresario

Michael Jordan, ex-jugador de baloncesto de los Chicago Bulls, es considerado uno de los mejores deportistas de todos los tiempos. En Mejores del Mundo analizamos su mentalidad para aprender lo que hizo a MJ ser una leyenda de este deporte.

Michael Jordan para Mejores del Mundo: La Mentalidad de Michael Jordan

La Mentalidad de Michael Jordan

 

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. 

Michael Jordan: La Obsesión por el Legado

Más Allá de la Cima

#1 No es Suficiente la Cima: La Obsesión por el Legado

Su obsesión por el legado brilla en toda su carrera. En cómo interpreta el juego y en cómo enfoca todo su esfuerzo. Para Michael Jordan no era suficiente con ganar una liga: su visión era construir un legado con toda su carrera.

Hacer algo que perdurase con el paso del tiempo. Algo que inspirase a generaciones futuras. Esa era su razón de ser. Por eso, para MJ cada nueva meta alcanzada, creaba una nueva meta.

Equipo por Encima de Individualismos

#2 Entender Que Él Solo No Podía (y Esta fue Su Solución)

Michael Jordan sacrificó destacar individualmente (aunque lo hizo) por crear un equipo ganador. Durante sus primeros años de carrera fue un anotador voraz, promediando entre 32 y 37 puntos… ¡por partido! Pero su equipo no llegaba lejos en la competición. Todo el juego giraba en torno a él, mientras que sus demás compañeros aportaban poco al equipo. La entrada del entrenador Phil Jackson produjo un cambio de mentalidad. Michael se focalizó en hacer mejor a sus compañeros.

Sin Miedo

#3 Eliminó el Miedo para Siempre con 1 Palabra

«No temo a nadie en una cancha de baloncesto» decía, «nunca he temido a mis habilidades, porque pongo el trabajo.» Esa es la palabra que le hacía perder el miedo a Michael Jordan: TRABAJO. Tanto el trabajo como la constancia eliminaban el miedo para él. Si lo piensas, tiene mucho sentido, porque cuando pones el foco en realizar el trabajo para incrementar tus habilidades y experiencia, en todo momento tú sabes de qué eres capaz y de qué no. Así incrementas el control sobre el resultado que consigues.

«He fallado más de 9,000 tiros en mi carrera. He perdido casi 300 partidos. En 26 ocasiones se me ha confiado el último tiro de un juego. . . y he fallado. He fracasado una, y otra, y otra vez en mi vida. Y es por eso… que he tenido éxito.»

 

Michael Jordan

Michael Jordan: El Amor por Su Padre

El Amor por Seres Queridos que Te Impulsa

#4 El Amor a Su Padre le Impulsó En Momentos Difíciles

En cierto momento de su carrera, su padre perdió la vida. Esto fue un duro golpe para Jordan. Entonces, redirigió toda su carrera profesional hacia el baseball, el deporte que jugaba con su padre cuando solo era un niño. Esto fue criticado por los medios de comunicación. Pero él aplicó la misma constancia y trabajo que en el baloncesto, llegando el primero al entreno y yéndose el último. Aunque más adelante volvió a jugar al baloncesto, esa fue una etapa de grandes aprendizajes para él.

Ser el Mejor en Todo

#5 Obsesión por la Excelencia y la Plenitud

Aunque inicialmente se hizo muy conocido por ser exitoso en el ataque, promediando grandes cantidades de puntos por partido, Michael Jordan quería más. También quería ser el mejor en defensa. Primero llevó a la excelencia un área (ataque), pero no se conformó, y posteriormente llevó a la excelencia el otro área (defensa), convirtiéndose en uno de los jugadores más completos que nunca antes ha existido.

Asunción de Responsabilidad

#6 Responsabilidad en Momentos Difíciles

Jordan siempre tuvo la responsabilidad de asumir el tiro final. Tenía un instinto depredador para los momentos duros. Era entonces cuando asumía los mandos. Sus compañeros lo sabían y eso les daba tranquilidad. Un líder no se esconde en los momentos más difíciles. Al contrario: asume la responsabilidad con serenidad. Y eso hacía él.

Michael Jordan: Frialdad Sin Emociones

Control de Sus Emociones

#7 Frialdad Sin Emociones

Decide. Comprométete. Actúa. Ten éxito. Repite. Sin emociones.

Michael Jordan jamás se volvía emocional. Como la tormenta que se mueve en la oscuridad, no te das cuenta y te arrolla; MJ tenía un paso imparable. Toda la energía se escondía bajo su superficie, sin indicios de lo que sucedía en su interior. Permanecía neutro, sin inmutarse. El drama y el caos compitiendo lo dejaba para otros. Solo había una excepción, una única emoción que sí dejaba entrar: la rabia. Una rabia, sin embargo, que jamás llegaba a ser furia, sino una rabia que le hacía ser un gran competidor.

Las pocas veces que sentía nervios, se decía: «Si yo estoy ligeramente nervioso, imagina cómo deben estar ellos… que saben que me tienen a mí como rival».

«Mírame a los ojos. No pasa nada si tienes miedo. Yo también lo tengo. Pero tenemos miedo por diferentes razones. Yo tengo miedo de lo que no voy a ser. Tú tienes miedo de lo que podrías llegar a ser. Mírame y escucha. No te dejarás vencer cuando sabes que esto aún forma parte de tu principio. Sabes qué hay dentro de ti, incluso si todavía hoy no puedes verlo con nitidez. Tienes algo más importante que el coraje. Tienes la paciencia. La paciencia que te llevará a convertirte en quien sabes que has venido ser.»

 

Michael Jordan

Retos y Competición

#8 Obsesión con la Competición

Michael Jordan sentía verdadera obsesión por competir. Cualquier reto externo de algún rival en el terreno de juego activaba su energía para demostrar que él era mejor. Esa rabia entraba a jugar un papel importante aquí.

Michael Jordan VS. Magic Johnson: La Obsesión con la Competición

Perfeccionó Su Físico

#9 No es Suficiente con las Habilidades (Hizo Esto)

MJ sabía que cuanto más se distinguiese del resto de jugadores, más difícil sería competir contra él. Aunque seguía trabajando incansablemente en mejorar sus habilidades de ataque y defensa, quiso llevar su progreso al siguiente nivel: empezó a trabajar su musculatura. En un momento donde se decía que trabajar la musculatura de la parte superior del tronco podía llegar a afectar negativamente al lanzamiento a canasta, él hizo caso omiso y perfeccionó esta parte.

Imagen y Marca

#10 El Poder de Su Imagen y Marca

Para Michael Jordan el baloncesto no acababa en la cancha. La marca que tenía su nombre (Air Jordan) se popularizó como una de las marcas personales más potentes. Sus zapatillas y prendas de ropa crearon un negocio multimillonario. Él siempre ha sido consciente de esto, pues cuidar esa marca hacía crecer al deporte y a la industria del baloncesto. Sus productos inspiraban, incluso su publicidad lo hacía. Mensajes como: «No se trata de tus zapatillas, sino de lo que haces con ellas. Se trata de ser quien naciste para ser», acompañaban a sus productos y enamoraban a jóvenes aficionados, todavía más, a este bonito deporte.

Michael Jordan: Arrolladora Identidad y Mentalidad

Visualizaciones e Identidad

#11 Arrolladora Identidad

Aplicaba visualizaciones a las metas que quería lograr. Michael Jordan visualizaba las situaciones difíciles de un partido antes de salir a jugar. Así, cuando llegaba el momento decisivo, él ya tenía la experiencia (aunque fuese en su mente) de haber vivido algo similar. De esa manera, el momento no era nuevo para él.

«Mírame a los ojos. No pasa nada si tienes miedo. Yo también lo tengo. Pero tenemos miedo por diferentes razones. Yo tengo miedo de lo que no voy a ser. Tú tienes miedo de lo que podrías llegar a ser. Mírame y escucha. No te dejarás vencer cuando sabes que esto aún forma parte de tu principio. Sabes qué hay dentro de ti, incluso si todavía hoy no puedes verlo con nitidez. Tienes algo más importante que el coraje. Tienes la paciencia. La paciencia que te llevará a convertirte en quien sabes que has venido ser.»

 

Michael Jordan

Congelaba el Tiempo

#12 La Habilidad de Detener el Tiempo

Cuando MJ agarraba el balón, el mundo entero se detenía a mirar. Por su forma de moverse, por su seguridad, por su inevitable desenlace repetido multitud de veces antes… todos mirábamos a Michael Jordan cuando el balón estaba en sus manos.

En este anuncio de Air Jordan se refleja de la mejor manera posible.

Foco Absoluto

#13 No Desfocalización: Evitó la ‘Paradoja del Deportista Roto’)

Su foco siempre fue el baloncesto. Mientras muchos deportistas se ven envueltos en torbellinos de fiestas y derroches que les apartan de aquello que les llevó al éxito: tener una disciplina imparable; Michael Jordan jamás se desfocalizó de su verdadero objetivo: dejar legado en la competición y convertirse en el mejor jugador de todos los tiempos.

Michael Jordan: Obsesión con la Mejora

Mejora Constante

#14 Obsesión con la Mejora

«Nunca siento que esté en mi mejor momento, siempre siento que tengo espacio para mejorar», afirmaba Michael Jordan. Siempre encontraba nuevos retos para ser mejor. No solo en el baloncesto, sino en otras áreas de su vida. «Siempre siento que tengo cosas que demostrar, no solo como jugador, sino como padre o como “modelo a seguir” para muchos. Siempre hay nuevas esferas donde poder superarme».

La Mentalidad de Michael Jordan